Categoría: Industria

¿Cómo limpiar las estanterías?

¿Cómo limpiar las estanterías?

Estantería blanca - decoración

Las estanterías ofrecen un valioso espacio de almacenamiento, así como una hermosa manera de mostrar piezas especiales en toda la casa. Tanto si sus estanterías están en el dormitorio, en el salón o en la cocina, es necesario limpiarlas de vez en cuando. He aquí algunos pasos para hacer el trabajo un poco más fácil, y más si tienes una estantería blanca.

Necesitarás:

  • Cajas
  • Toallas de papel
  • Productos de limpieza:
  • Estantes de madera: Jabón de aceite de Murphy u otro producto de limpieza para madera
  • Estantes de plástico/resina: limpiador multiuso
  • Estantes de cristal: Windex u otro limpiador de cristales
  • Estantes de metal: Limpiador diseñado para un tipo específico de metal
  • Paños suaves
  • Plumero Swiffer (opcional)

Pasos para limpiar los estantes:

  • Comience por retirar todos los artículos de la estantería blanca. Si los artículos individuales también necesitan ser limpiados, este es un buen momento para hacerlo.
  • Coloque los artículos en una caja y póngala a un lado.
  • Si hay varios estantes, empiece por la parte superior y vaya bajando. De este modo, si cae algún polvo o residuo, caerá en un estante que aún no se haya limpiado.
  • Una vez que la estantería esté despejada, quítele el polvo con un paño suave o un plumero Swiffer para eliminar el polvo suelto. Si la estantería está forrada (como una estantería de baño, cocina o armario), retire el forro y límpielo también.
  • Ahora está listo para limpiar la estantería en sí. Utilice un limpiador diseñado para el material del que está hecha la estantería.
  • Limpie la estantería con un paño suave y el producto de limpieza.
  • Aclara si es necesario.
  • Seque con un paño suave.
  • Vuelva a colocar el revestimiento de la estantería, si procede.
  • Vuelva a colocar todos los objetos retirados en la balda.
  • Continúe con el siguiente estante, repitiendo los pasos anteriores.

Consejos y sugerencias adicionales

Si los estantes tienen residuos grasos o suciedad y polvo acumulados, consulte las guías Cómo limpiar los armarios de la cocina y Cómo eliminar la suciedad acumulada en los muebles de madera para obtener más consejos y sugerencias de limpieza.

Limpiar el polvo de la estantería blanca periódicamente (al menos una vez a la semana) ayudará a prolongar el tiempo entre las limpiezas profundas necesarias.

Las estanterías de las habitaciones con mucha humedad, como el baño y la cocina, deberán limpiarse con más frecuencia.

Cuando se retiran todos los artículos, es un buen momento para clasificar los artículos que hay que conservar o tirar. Estos artículos se pueden clasificar a medida que los retira o los sustituye, lo que le resulte más fácil.

Las estanterías son otra área que necesita ser limpiada regularmente. No sólo se ve mejor, sino que también ayuda a que los libros duren más.

Historia de los sistemas de alimentación

Historia de los sistemas de alimentación

sistemas de alimentación

Los sistemas de alimentación o transporte son equipos mecánicos de manipulación de materiales que mueven una amplia gama de productos.  

Aunque los transportadores se inventaron por primera vez para transportar mercancías a los barcos en los puertos, ahora se utilizan en una amplia gama de industrias, como la minería, la agricultura, la automoción y la industria alimentaria y de bebidas. 

Como equipo que traslada materiales de un lugar a otro, los sistemas transportadores han revolucionado la industria alimentaria, no sólo acelerando el transporte de materiales entre largas distancias, sino también reduciendo el trabajo humano y minimizando la manipulación manual de los materiales.

Para apreciar plenamente las ventajas de los sistemas de transporte para el procesamiento de alimentos, debemos entender por qué se inventaron y el papel que desempeñan en la producción de alimentos. 

En esta guía, hablaremos brevemente de la historia de los sistemas de transporte. 

Historia de los sistemas transportadores

Los primeros registros de cintas transportadoras o sistemas de alimentación se remontan a 1795. El primer sistema transportador estaba formado por una cama de madera y una cinta de cuero, y se accionaba con poleas y manivelas. 

La Revolución Industrial y la energía de vapor mejoraron el diseño primitivo de los primeros sistemas transportadores. En 1804, la marina británica empezó a utilizar sistemas de transporte a vapor para cargar los barcos.

Los transportadores accionados por máquinas comenzarían a aparecer en una variedad de industrias durante los siguientes 100 años. Y en 1901, la empresa de ingeniería sueca Sandvik empezó a producir las primeras cintas transportadoras de acero.

Los sistemas de cintas transportadoras, que antes se construían con bandas de cuero, caucho o lona, empezaron a utilizar diferentes tejidos o una combinación de materiales sintéticos para las cintas.

Los sistemas transportadores han evolucionado a lo largo de las décadas y ya no sólo se accionan manualmente o por gravedad. Hoy en día, los sistemas de transporte mecánico se utilizan ampliamente en la industria alimentaria para mejorar la calidad de los alimentos, la eficiencia operativa, la productividad y la seguridad. 

Los transportadores mecánicos pueden ser horizontales, verticales o inclinados. Se componen de un mecanismo de potencia para controlar la velocidad del dispositivo, un controlador de motor, la estructura que soporta el transportador y un medio para manipular el material, como una cinta, un tubo, una bandeja o un tornillo.

La Conveyor Equipment Manufacturers Association (CEMA), la asociación que proporciona al sector de los transportadores normas de diseño, ingeniería, aplicación y seguridad, ha definido más de 80 tipos de transportadores. 

En la actualidad, existen transportadores de cama plana, transportadores de cadena, transportadores de paletas, transportadores aéreos, transportadores de acero inoxidable, transportadores de mesa a cadena, sistemas de transporte personalizados, etc. 

Los sistemas de transporte pueden especificarse según la capacidad de carga, la velocidad nominal, el rendimiento, la configuración del bastidor y la ubicación del accionamiento.

En la industria alimentaria, los tipos más comunes de transportadores utilizados en las plantas de alimentos hoy en día incluyen transportadores de banda, transportadores vibratorios, transportadores de tornillo, transportadores de tornillo flexibles, transportadores aeromecánicos y sistemas de transporte de arrastre por cable y tubulares. 

Los sistemas de alimentación o transporte modernos también pueden diseñarse a medida y optimizarse en función de las necesidades del cliente. Las consideraciones de diseño tienen que ver con el tipo de materiales que hay que mover y con la distancia, la altura y la velocidad a la que deben desplazarse los materiales. 

Otros factores que influyen en el diseño del sistema de transporte son el espacio disponible y la configuración.